¿Qué es un problema psicológico?

Un problema psicológico es un “esfuerzo contraproducente”, es decir, tratamos de enfrentar y/o resolver una situación personal a partir de una actitud o una estrategia que no funciona. Por ejemplo, en una pareja que atraviesa una crisis, los miembros podrían estar atrapados en un cruce de reproches y acusaciones tratando de que el otro o la otra entre en razón y reconozca que está equivocado/a. En el caso de una persona que atraviesa una situación de ansiedad por sus difíciles circunstancias laborales o sociales, la manera de enfrentarse a ese problema podría ser aumentar el consumo de alcohol para evadirse de su realidad. Estos son dos ejemplos de respuestas ante situaciones estresantes que podrían llegar a derivar en un problema psicológico que afectara negativamente al entorno familiar, social y laboral de la persona, incluyendo por supuesto la salud física. Del mismo modo, muchas veces es el sistema familiar el que es disfuncional y ha de ser tratado conjuntamente si es posible.

 

¿Cuáles son las fuentes de sufrimiento psicológico?

 

Lejos de lo que podamos creer, las únicas fuentes de sufrimiento psicológico son nuestros pensamientos y emociones. Simplificando, podríamos decir que los pensamientos son nuestro sistema de recuerdos, creencias y actitudes, y las emociones son el reflejo de los pensamientos en nuestro cuerpo. Las respuestas que damos ante las circunstancias, situaciones y personas del pasado, presente o futuro son conductas aprendidas o mediadas por la construcción que hacemos de la realidad. Esa construcción, obviamente tiene una base socio-cultural muy fuerte y está mediada por nuestra experiencia. Ante las circunstancias de la vida respondemos con nuestra biografía. A menudo no somos conscientes de la forma en la que se da este proceso en nosotros/as mismos/as. Para entender esto, piensen en las creencias o actitudes que han percibido dentro de su familia sobre la muerte, la enfermedad, la sexualidad, las manifestaciones de afecto, etc. y compárenlos con las de otras familias que conozca. Seguramente encuentre grandes diferencias en determinados temas. Es posible que también conozca el caso de personas que han sido diagnosticadas de una enfermedad incurable y han encontrado sentido a sus vidas dando muestras de un coraje y un amor antes no conocidos, mientras que otras se sienten desdichadas porque no pueden tener sus vacaciones soñadas. Incluso una experiencia como el dolor físico, se ha demostrado que es subjetiva y está mediada por factores psicológicos y socio-culturales. Todos estos ejemplos nos dan una idea de que no son nuestras circunstancias presentes, pasadas o futuras las que determinan nuestro sufrimiento, sino cómo las pensamos, sentimos y actuamos sobre ellas.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias para resolver mi problema?

Depende de cada caso. En las primeras sesiones siempre se ha de realizar una evaluación inicial para delimitar el alcance del problema y los factores que lo mantienen. Siempre se procura que los tratamientos duren lo menos posible, aunque normalmente han de pasar unas semanas hasta que la persona comience a ver resultados o experimentar una mejoría significativa. En este sentido, un buen terapeuta ha de fomentar al máximo la autonomía de las personas que trata y evitar que se generen vínculos de dependencia hacia el profesional. Es absolutamente necesario que la persona que acude a terapia se implique y se responsabilice de su tratamiento desde el primer momento, ya que será ella quien supere su problema con ayuda del psicólogo. El éxito y duración de una terapia a menudo se mide por el grado de colaboración y confianza que se genere entre consultante/s y terapeuta. 


¿Con qué frecuencia se dan las sesiones?.

Inicialmente lo más recomendable es programar una sesión por semana. Cuando la terapia se encuentre más avanzada y dependiendo de diferentes factores, se podrían programar sesiones quincenales e incluso mensuales.    

 

Bruno Alonso

Psicólogo Colegiado

M-24641

 

Centro Terapéutico Yuste

C/ Galera 29, Local Izdo

28042, Madrid - España

 

Tfno: 676 295 098

 

bruno.alonso.psi@gmail.com

 

www.psicologo-brunoalonso.com